Noticias

La miga del pan es lo que engorda: FALSO.

Todo lo contrario, si comparásemos 100 g de miga vs. 100 g de corteza, la miga tendría menos calorías ya que contiene más agua. Y a nivel de nutrientes, al elaborarse todo el pan con los mismos ingredientes, las distintas partes del pan contienen la misma cantidad de  nutrientes.

 

Lo primero que se tiene que eliminar en la dieta es el pan: FALSO.
No hay alimentos prohibidos, sino alimentos más saludables/nutritivos y menos saludables/nutritivos. Si escogemos un buen pan y lo consumimos de manera moderada no hay inconveniente. Dentro de toda la gama de panes hay algunos más recomendables que otros.

El pan integral es mejor que el pan blanco: VERDADERO.
El pan blanco está elaborado con harinas altamente refinadas de alto indice glucémico, lo que hacen es elevar el azúcar en sangre creando picos de insulina nada recomendados y dando sensación de hambre al poco rato de haberlo consumido. Sin embargo, el elevado contenido en fibra de los panes integrales causan un incremento de azúcar en sangre más moderado y sostenido en el tiempo, retrasado así la aparición de la sensación de hambre.

Ningún bocadillo es saludable: FALSO.
Como se ha comentado anteriormente, no hay inconveniente en consumir pan de forma moderada si se trata de un buen pan.

Lo que debemos valorar es aquello que le introducimos a ese bocadillo. Debemos optar por añadir vegetal (tomate, lechuga, rúcula,canónigos, pepino, etc) y carnes/embutidos magros (filete de pollo, jamón serrano, lomo embuchado, fiambre de pavo/pollo de alto contenido en carne) o queso (si son grasos sin abusar) o pescado (lata de atún, caballa, sardinas, anchoas) o huevo, antes que escoger carnes/embutidos grasos. (chorizo, fuet, longaniza, mortadela, butifarra, bacon) o patés


.

Los biscotes no engordan: FALSO.
A la mayoría de biscotes se les añaden grasas, azúcares u otros ingredientes para mejorar su sabor, que no son del todo recomendables. Debemos fijarnos bien en la lista de ingredientes para escoger un buen biscote. Simplemente, los biscotes suelen pesar poco y además, es más fácil cuantificar su consumo.

El pan cuanto menos ingredientes mejor: VERDADERO.
El pan está elaborado principalmente con cuatro ingredientes básicos: Harina, agua, levadura y sal. Algunas veces puede tener
semillas o salvado añadido, pero debemos evitar aquellos panes que contengan aceites vegetales, almidones y
conservadores.

En la actualidad circula mucha información referente a la alimentación, a través de internet, redes sociales, televisión, revistas… Muchas veces esta información es contradictoria, además de ser extraída de fuentes poco fiables. Asimismo, hay que sumarle que la nutrición es una ciencia que está en constante evolución, lo que hace años era una verdad indiscutible ahora se demuestra que no lo es tanto. Es por ello que solo debes confiar en fuentes fiables como artículos científicos o profesionales de la salud como los nutricionistas actualizados.
En Dairemar tratamos en profundidad todos estos temas que te inquietan, tanto en las sesiones presenciales, como en las sesiones online, como en los diferentes talleres y charlas que realizamos.
Mitos sobre las dietas y la perdida de peso
Mitos sobre las frutas
Mitos sobre el pan
Mitos sobre alimentos light
Mitos sobre los hidratos de carbono
y muchos más!