Era mi momento, comenzaba la Metamorfosis, ya estaba preparada, a la vez me sentía fuerte, no sabía en ese momento el porqué de mi fuerza, y es muy curioso, pero todas absolutamente todas las respuestas llegan tarde o temprano.

Mis respuestas son ahora a los años, los que se han ido sumando desde que me fui de Cádiz a Barcelona, las respuestas no las encontré a los años en su totalidad, fueron desde el principio las primeras respuestas más luego las siguientes, como te repito, todo es un proceso…todo se mueve continuamente, solo hay que estar focalizado, irás recopilando y descifrando.

Reanudé la marcha profesional, empecé a pasar consultas en farmacias, me notaba cambiada, solo me prestaba atención, llegaron las respuestas de esa fuerza inconsciente: no eran los motivos del por qué me fuí, sino para qué me fuí, estaba todo ahí esperándome.

De primeras, busqué ampliar mis visiones, en el campo de la nutrición, para redireccionar otras formas y conocimientos amplios como profesional, separarme así de la queja que me traje respecto a la energía negativa que me producía ver el desinterés de la salud y bienestar, catalogando el adelgazar en las personas como una prioridad. Me atrapaba la idea de que la ayuda que podía ofrecer no se aprovechase en su totalidad, y que se quedaran a medias del camino al que les convenía llegar, o al menos así lo sentía, a cambio solo de que obtuviesen dietas para cortos periodos exprés……..indagué por instinto curioso qué alternativas podía tomar ¡No quería dejar mi profesión! (famosas curvas que te llegan a querer desviar y sacarte del camino)

Aquí me permito parar, quiero dar las gracias al maravilloso equipo de farmacéuticos, grandes amigos y profesionales, estoy totalmente agradecida, gracias a mi recorrido compartido con ellos, canalizar más mis valores de equipo, amistad, familia, salud y humanidad, como también dar las gracias a la personas que atendí como clientes míos, por tanta lealtad y lección que me dieron inconscientemente, su humanidad y confianza total hacia a mí, además de ayudarme a recuperar mi ilusión por la salud, me dejaron claro que seguía existiendo en las personas el valorar de la nutrición como respuesta para encontrarse sanos, lo notaba a través de la fe que me transmitían por mis planes de alimentación y persistencia en ellos, lo que hacía que le pusiera mucho amor, y me volcase más en los cambios en consulta y formas que estaba adaptando para tener los mejores resultados no en su peso, sino en sus estados y bienestar, es ahí cuando captas las respuestas también…………..y dices: estoy encontrándome y sintiendo la estabilidad.