Chips de Kale

La única forma de tener resultados a largo plazo es empezando a cambiar el conjunto de hábitos que
engloban tu alimentación diaria, uno por uno y poco a poco.

El kale es un vegetal que forma parte de la familia de las coles. Es rico en vitaminas, minerales,
fibra y muy bajo en calorías. Se puede consumir tanto crudo (en ensaladas o smothies verdes) como
cocinado (al vapor, guisado, al horno, salteado).
Aquí te presento una manera sencilla y deliciosa de comer kale, que además es una muy buena
opción de snack saludable para picar entre horas o como aperitivo.

Ingredientes:
  • 1 bolsa de col kale o 1 manojo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Especias al gusto. Ejemplos: Ajo en polvo con pimienta negra, Curry con comino,
    Pimentón dulce con cebolla en polvo.
Proceso:
  1. Precalienta el horno a 180º en modo ventilación.
  2. Lava y escurre bien las hojas de kale y corta el tallo duro del centro.
  3. Las hojas más grandes
    córtalas para que todas tengan más o menos el mismo tamaño (ni muy grandes ni muy pequeñas).
  4. Añade el aceite, la sal y las especias elegidas y mézclalo todo bien para que se impregnen todas las
    hojas
  5. Extiéndelas sobre la bandeja del horno cubierta con papel vegetal intentando que no se amontonen
    (puede que tengas que hacer dos o tres bandejas).
  6. Introduce la bandeja en el horno y hornea durante 8-9 minutos, hasta que estén crujientes
  7. Ves controlando para evitar que no se quemen, no deben ponerse marrones
  8. Una vez horneados, servir directamente o dejar enfriar y conservar en un recipiente hermético.
  9. Disfruta
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...